Historia

Tradición y sentimiento

Zudugarai mantiene la esencia y la personalidad del TXAKOLI.
Txakoli Zudugarai es una bodega familiar, en la que confluyen el esfuerzo y la dedicación de tres generaciones vinculadas al cuidado de las cepas Hondarrabi Zuri/Viña y a la elaboración de Txakoli. Nuestra familia tiene un control directo de todos los procesos tanto en la viña al seleccionar la uva, como en la bodega, al incorporar la tecnología más moderna a la forma tradicional de elaborar sus txakolis., combinando así lo tradicional y lo moderno, con el fin de obtener un vino con características propias.
Txakoli Zudugarai

Caminante no hay camino...

El txakoli es el nombre que recibe el vino blanco característico que elaboramos en nuestra zona costera Guipuzcoana.
Txakoli Zudugarai se plantea como principal objetivo la elaboración de txakoli de máxima calidad, con personalidad propia, autóctona y única a partir de las variedades autóctonas Hondarrabi Zuri y Hondarrabi Beltza. Vendimiadas en las condiciones idóneas, vinificadas según la tradición de la zona, procesadas con la tecnología más avanzada y aplicando los máximos cuidados. Con todo ello no se busca obtener una bebida distinta a la tradicional sino mejorar la misma.

El paso del tiempo

Zudugarai Siglo a Siglo
Durante los siglos XVI y XVII el viñedo se desarrolla y por lo menos desde 1509 funciona en San Sebastián un gremio de podadores de vides (Podavines) compuesto por unos 400 hombres. Es una bebida que embarcaba en casi todos los barcos que zarpaban desde los puertos vascos. El txakoli siempre ha estado muy ligado a la mar, no solo por la orientación de sus viñas, maridaje perfecto con toda clase pescados y mariscos, sino también por ser la bebida de los pescadores (arrantzale) y navegantes vascos. La tradición marinera vasca se remonta muchos siglos atrás.
A finales del siglo XIX se produce la casi desaparición del viñedo causado por las plagas (Filoxera y Mildiu) y entrada de vinos foráneos.
El siglo XX marca la supervivencia y así se llega a la década de los 80. Viñedos de pequeño tamaño gestionados por unos pocos viticultores, entre ellos los de TXAKOLI ZUDUGARAI, iniciamos un trabajo de renovación del sector, tanto en viñedos como en bodegas, de cara a conseguir el reconocimiento de la Denominación de Origen que, finalmente se logra en 1989.